Un poco de historia:

Desde el comienzo de los tiempos, el hombre ha intentado averiguar cuál es la proporción correcta de las cosas, o como llamó Luca Pacioli en el Renacimiento, cuál es la “divina proporción”, o bien, cuál es la manera de crear una obra armónica.

Aunque los egipcios ya conocían esta proporción, no aparece formulada por primera vez hasta los tiempos Griegos (Euclides s. III a.C).

La sección áurea fue empleada por filósofos, científicos y artistas que terminaron llamándola en el Renacimiento la Divina proporción, aunque lo increíble de todo esto es que esta proporción expresada matemáticamente se da también en ‘construcciones’ de la naturaleza, encontrándola por ejemplo en las formas de las galaxias, la estructura de caracolas marinas y en las formaciones de borrascas y tormentas.

Este no es el lugar para desarrollar las ecuaciones que dan como resultado el número de oro, sino conocerlo y como aplicarlo al diseño de nuestros sitios. La solución que nos aparece de las formulaciones es 1,6180339… Podemos quedarnos perfectamente con el primer decimal.

1,6: El número divino.

Veamos la proporción en un segmento:

proporcion-segmento

Veamos la proporción en un rectángulo:

proporcion-seccion

Encontramos ejemplos de esta proporcionalidad aplicada al arte en todas sus vertientes y a lo largo de la historia. Las dimensiones del Partenón están basadas en la sección áurea como puedes ver en la imagen.

partenon

En la escultura de la Venus de Milo observamos también la aparición del número de oro.

venus-de-milo

Rectángulos con proporción divina en la catedral de Notre Dame en Paris.

notre-dame-paris

Y también en la composición en el mundo de la pintura, “La Anunciación“, de Da Vinci.

vinci

Bien, creo que te habrás percatado a estas alturas de la funcionalidad del 1,6 a la hora de componer nuestros diseños. Si maquetas con el número de oro en la cabeza (y en la calculadora) podrás olvidar la preocupación por conseguir tamaños y disposiciones que no alteren la armonía del diseño.

Pongamos como caso un sencillo layout de dos columnas, una izquierda principal y una segunda lateral y partimos de que el ancho principal del diseño va a ser 950px.

layout

A partir de aquí ya todo queda a tu imaginación. Recuerda que la proporcionalidad puede ser aplicada a cualquier elemento de diseño. Las dimensiones de un logo, los altos, anchos e interlineados en la tipografía, etc.