Una de las tareas más ingratas a la que todo frontend ha de enfrentarse alguna vez es limpiar, estructurar y arreglar bugs generados por un código desastroso heredado en el 99% de los casos. Durante el artículo me alejaré de cuestiones moralizantes sobre buen código, centrándome más en trucos, estrategias y experiencias que en su día, me hicieron más fácil el enfrentarme a este tipo de actividad.

Origen: Refactorizar: Welcome to the CSS jungle | OCTUWEB